El culto que se llevó a mi Michael

COMPARTIR | IMPRIMIR | EMAIL

Michael perdió más de dos años de escuela secundaria, su penúltimo y último año. Las clases se llevaron a cabo en Zoom, luego, dos días a la semana en forma presencial, enmascarada, y los otros días en la computadora. Cuando se reanudó la escuela en persona, cinco días a la semana, los estudiantes estaban enmascarados y se les prohibió sentarse juntos a almorzar y socializar normalmente. El miedo infundió todos los aspectos de la escuela.